Andalucía anuncia una normativa de juego de consenso y respetuosa con los principios de libre establecimiento

La Junta de Andalucía está ultimando la tramitación de su normativa de juego en la que, según ha anunciado el Consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, se va a mejorar la norma que elaboró el anterior gobierno autonómico para “proteger a los más vulnerables, siempre con el máximo consenso de fuerzas políticas, empresas y representantes de la sociedad civil”. Bravo también ha señalado que la nueva regulación va a respetar los principios constitucionales que fundamentan la libertad de establecimiento.

Los nuevos establecimientos deberán guardar una distancia mínima de 150 metros con colegios e institutos. El consejero ha aclarado que las competencias en materia de juego y apuestas corresponden en exclusiva a la comunidad autónoma, como establece el artículo 81.1 del Estatuto de Autonomía.  Esto significa que los ayuntamientos no pueden regular distancias mínimas o límites en la apertura de establecimientos de juego, de ahí que la Consejería, que ostenta las competencias de juego presencial en la comunidad, haya informado a los municipios que promueven cambios en sus PGOU que no pueden desarrollar ese tipo de actuaciones porque no tienen las competencias para ello. 

Además, el consejero ha destacado también el trabajo que se está desarrollando con la Consejería de Educación para llevar a las aulas un programa preventivo contra las adiciones al juego en general y a las tecnologías en particular.